Mentoplastia

La mentoplastia o genioplastia es una intervención que modifica la posición del mentón en aquellos casos en los que esta no es adecuada.

Se utiliza sobre todo en casos de microgenias en los que el mentón es pequeño, pero la mandíbula tiene un tamaño adecuado, realizando en este caso un avance para normalizar el perfil del paciente. También mediante la mentoplastia se pueden corregir asimetrías o disminuir la altura del mentón.

En aquellos casos en los que existe una retrognatia o micrognatia (mandibula retrasada, con alteración de la oclusión), es preferible realizar un tratamiento de cirugía ortognática para solucionar la alteración funcional y estética de forma integral. Tanto las mentoplastias de avance como las prótesis tienen un mal resultado en estos casos.

Existen diferentes métodos para modificar la forma del mentón:

La mentoplastia con prótesis consiste en colocar una prótesis de un material rígido (silicona, polietileno u otro) mediante un abordaje intraoral o cutáneo, por debajo del mentón. La ventaja de las prótesis es que son más sencillas de colocar, aunque presentan también inconvenientes como pueden ser su infección, la migración de las mismas (que se desplacen de su posición), o problemas de rechazo a medio-largo plazo, que pueden obligar a su retirada. Existe riesgo de infección en el abordaje intraoral y una cicatriz cutánea si se colocan a través de la piel.

La mentoplastia mediante osteotomías es el método aconsejado generalmente por los Cirujanos Maxilofaciales ya que consigue los mejores resultados a largo plazo, de una forma más fisiológia.

Consiste en realizar osteotomías (cortes en el hueso), para movilizar el mentón a la posición deseada. Posteriormente se fija con placas y tornillos de titanio, que no precisan ser retirados. El mentón en su nueva posición se osifica, pudiendo retirase las placas si fuera necesario, y la mandíbula quedaría con la forma deseada, sin posibilidad de rechazo, o migraciones. Permite también corregir asimetrías o realizar reducción de la altura del mentón, de forma más satisfactoria que con las prótesis.

El procedimiento se realiza por vía intraoral, sin cicatrices externas y el postoperatorio es un poco más incomodo que el de la colocación de prótesis

Actualmente disponemos de procedimientos de cirugía planificada, que permiten realizar exactamente la modificación deseada mediante el uso de guías de corte, lo que simplifica el procedimiento y mejora los resultados
Otras forma de modificar el mentón es mediante la inyección de sustancias biocompatibles y generalmente reabsorbibles, como el ácido hialurónico. Es un procedimiento no invasivo (no requiere cirugía), sencillo y con pocas molestias.. Se utiliza para modificaciones pequeñas y no es un método permanente, desapareciendo su efecto aproximadamente al año de la infiltración.

Solicita tu cita para más información