Botox

La toxina botulínica, conocida como botox® por el primer producto que se comercializó, es un medicamento que se obtiene a partir de una toxina producida por la bacteria clostridium botulinum. Esta toxina tiene la capacidad de modificar la contracción muscular de forma temporal.

Durante más de 20 años se ha utilizado en medicina para tratar trastornos musculares como espasmos cervicales, ojo vago etc.

Su uso se ha popularizado por su utilidad en la medicina estética, para hacer desaparecer las arrugas de expresión, ya que relaja los músculos de la cara que las producen. Está indicado para el tratamiento del tercio superior de la cara: arrugas de la frente, entrecejo, ¨patas de gallo¨

El efecto tiene una duración variable, dependiendo de cada persona, entre 3 y 6 meses.

La infiltración de toxina botulínica tiene también especial utilidad en el tratamiento de la hipertrofia de los músculos maseteros, en el tratamiento del bruxismo y en casos de dolor miofascial.

Solicita tu cita para más información